martes, 13 de octubre de 2015

Política, Religión y Sociedad.

Quilvio Vásquez 
Presidente de Ateodom. 

Esta más transparente que el agua, la violencia la genera permitir que las religiones controlen el ambiente social.

El presidente Obama se pregunta porque su País es el único de los países desarrollados que sufre ataque terrorista entre sus propios ciudadanos.

Esa respuesta la puede encontrar en las distintas denominaciones religiosas que controlan el que hacer social en su país. 
Los países religiosos son los más violentos, esa violencia se genera en el adoctrinamiento religioso.

Es fácil deprimirse con un Dios que todo lo permite y todo lo perdona.

Es fácil deprimirse cuando te enseñaron que Dios lo puede todo y al final te das  cuenta que no sirve para nada.

Es fácil deprimirse sabiendo que los representantes de ese Dios son los más corruptos y causantes de todas las miserias humanas.

Estados Unidos tiene una Educación Laica, pero los ciudadanos no son Laicos,  ellos están divididos en 3800 religiones, con el mismo mensaje cada una :EL ÚNICO DIOS VERDADERO ES EL MIO.

Presidente Obama la gran diferencia entre Estados Unidos y los demás países desarrollados es que los ciudadanos de los demás países superan en números a los creyentes. 

Es fácil comprender porque hay violencia en los Estados Unidos, su país señor Obama es dominados por cristiano, usted sabe que para el cristiano todo lo que ocurre, ocurre porque Dios lo permite.

Para los demás países no ocurre nada porque el Dios de una religión lo quiera.
Ellos crearon un sistema sin violencias, crearon un sistema con MÁS JUSTICIA SOCIAL.

Yo soy partidario del sistema humanista, que plantea el bienestar humano por encima de todas las cosas.
Ningún país es autosuficiencia,  ningún ser humano puede vivir solo, el comprender que nos necesitamos los unos y los otros es la mejor forma para hacer una sociedad perfecta.
Yo no me atrevo a proponer a Cuba como un paradigma y mucho menos a los Estados Unidos, hay muchos países donde se practica la moral humanista que podrían ser ejemplos a seguir.

Las religiones y los políticos, son una combinación perfecta, para evitar que  un  pueblo se desarrolle.

Ambas se sustentan en el poder corrompido, y de la única manera que pueden mantenerse es trabajando unidas para que el pueblo acepte toda la miseria, que nace de la unión de estos dos engendros de maldades. 

Sabemos que además de la miseria a que estas instituciones nos someten, quizás de una forma planificada, no tenemos organización, para enfrentar las corruptas instituciones políticos religiosas.

Nosotros tenemos que organizar nuestras fuerzas morales, en una organización poderosa, representativa de las personas íntegras y solidarias, con un concepto alto de la honestidad.

Hoy en día nuestra educación esta secuestrada por las fuerzas  políticas y las religiones.  
Nuestros jóvenes salen de las escuelas sin ideales, vacío sin pensamientos nobles.
Necesitamos crear una sociedad solidaria, no personas individualmente solidarias.  No podemos permitir que esta sociedad se vuelvas paternalistic o caritativa como proponen y practican las religiones y políticos. 

Un simple ejemplo será suficiente para que Ustedes vean que los políticos y las religiones son basuras.  En nuestro país se aprobó en el congreso una ley de salud pública,  se supone que esa ley debió ser aplicada para todo el mundo, pero junto con esa ley los Senadores se pusieron un seguro de salud para ellos que le cubría hasta la caída del pelo.
Siguió con el privilegio la Junta central electoral y contrataron un seguro mejor que el del congreso.
Después la suprema corte de Justicia también salió de la dichosa ley de salud y se sacaron un seguro que cubre hasta la sustitución de neuronas del cerebro.

Y ese es nuestro gran problema,  tantos los políticos como las religiones se consideran seres elegidos por el Dios de todo el pueblo, para que ellos hagan los que les de las ganas con un pueblo, que lo único que hace es trabajar para que los políticos y los dirigentes religiosos vivan en la opulencia.

Nosotros los ateos queremos una sociedad libre de toda ingerencias religiosas en las cuestiones del estado.

A nosotros los ateos se nos importa si usted cree o no que hay un Dios, y respetamos que usted crea en lo que quiera, pero  practique su religión para Usted. 
Somos partidario de una sociedad solidaria, si usted está de acuerdo con una sociedad solidaria, lo invitamos a que rechaces las injusticias, a que no pidas privilegios, y luche por encima de todas las cosas por el bien social.
Publicar un comentario