lunes, 24 de noviembre de 2014

Después de que Brittany Maynard decidiera quitarse la vida, el Vaticano condenó su suicidio como "reprochable".

Brittany Maynard
-“Es de muy mal gusto este atrevimiento de personas que se creen autorizadas para dirigir incluso las más íntimas voluntades ajenas. Deberían entender ya, los religiosos, que sus preceptos morales, que su ontología, que su cosmovisión, no tienen que ser el TODO para todos/as, y menos cuando tales ideas no tengan más avenencia que el dogma, el temor o la manipulación de la conciencia del prójimo”. Orbis Beltré - ATEODOM / Asociación de Ateos Dominicanos.

Brittany Maynard (19 de noviembre de 1984 - 1 de noviembre de 2014) fue una mujer estadounidense con cáncer cerebral terminal que decidió que iba a poner fin a su propia vida "cuando el tiempo parecía correcto". Ella era una defensora de la legalización de la ayuda para morir. Párrafo tomado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Brittany_Maynard.

Esta es la respuesta de la madre de Brittany al Vaticano y demás apologistas del sufrimiento y la miseria:

Yo soy la madre de Brittany Maynard. Escribo en respuesta a una variedad de comentarios hechos en la prensa y en Internet por personas e instituciones que han tratado de imponer su sistema de creencias personales sobre lo que Brittany y nuestra familia sienten es una cuestión de derechos humanos.

Imponer una "creencia" en una cuestión de derechos humanos está mal. Censurar una elección personal como reprochable, ya que no cumple con la creencia de alguien más, es inmoral. La elección de mi hija de veintinueve años, de morir gentilmente en lugar de sufrir degradación física y mental y dolor intenso no merece ser etiquetada como reprochable por desconocidos en otro continente que no la conocen a ella ni los detalles de su situación.

Reprochable es una palabra dura. Significa: "muy malo; merecen críticas muy fuertes". Reprochable es una palabra que he usado como profesora para describir las acciones de Hitler, otros tiranos políticos y la explotación de los niños por pedófilos. Como madre de Brittany Maynard, me resulta difícil creer que alguien que la conoció alguna vez elegiría esta palabra para describir sus acciones. Brittany lo daba todo. Era una voluntaria. Era profesora. Era defensora. Ella trabajó en hacer del mundo un lugar mejor para vivir.

Esta palabra fue usada públicamente en un momento en que mi familia estaba tierna y recientemente herida. En duelo. Esta fuerte crítica pública de gente que no conocemos y nunca hemos conocido - es más que una bofetada en la cara. Es como patearnos mientras luchamos por tomar aire.

Las personas e instituciones que sienten que tienen el derecho de juzgar las opciones de Brittany pueden herirme y causarme dolor indescriptible, pero no me disuaden de apoyar la elección de mi hija. En la actualidad existe una gran confusión y arrogancia obstaculizando la posibilidad de que los estadounidenses se vayan gentilmente en la buena noche. Insto a los estadounidenses a pensar por sí mismos. Expresen claramente sus deseos mientras sean competentes. Asegúrense de que les ofrezcan todas las opciones si son diagnosticados con una enfermedad debilitante, incurable, dolorosa. Investiguen por sí mismos. Pídanle a su familia que investigue y afronte la dura realidad con ustedes. Pídanle a su médico que sea brutalmente honesto con ustedes. Entonces hagan su elección personal sobre cómo van a proceder. Es SU elección.

La "cultura de la cura" ha dado lugar a la creencia en un cuento de hadas de que los médicos siempre pueden arreglar nuestros problemas. Hemos perdido de vista la realidad. Toda la vida se acaba. La muerte no es necesariamente el enemigo en todos los casos. A veces, un paso gentil es un regalo. Médicos equivocados atrapados en una creencia aspiracional de que deben prolongar la vida, cueste lo que cueste, le causan a los individuos y las familias un sufrimiento innecesario. Brittany confrontó a los matones. Ella nunca pensó que nadie más tenía derecho a decirle cuánto debía sufrir. El derecho a morir de los enfermos terminales es una cuestión de derechos humanos.
Simple y llanamente.

Debbie Ziegler
Mamá de Brittany

Fuente: http://de-avanzada.blogspot.com/2014/11/Brittany-Maynard-2.html
Publicar un comentario