sábado, 16 de agosto de 2014

A propósito de la Restauración de la República

Plaza de la Bandera
Por Orbis Beltré - Relacionista público de ATEODOM / Asociación de Ateos Dominicanos

Abatido y destrozado me delato al cielo que nos da la lluvia
no tengo guerras perdidas
pero he quedado sin una ciudad ni un campo de la Quisqueya que de niño había soñado
mi país de ahora es el invento de una sociedad que soporto a penas
Esta gente no merece la bandera más bonita de todas las naciones
ni el escudo con las Santas Escrituras
ni la palma ni el laurel
ni la cinta con Dios Patria y Libertad
Esta gente ridiculizó el emblema que le dio su origen
envileció el esfuerzo inmaculado de los hombres y mujeres que todo lo dieron por la libertad
y ante el sol de cada día dominicano crece inmune la atropellante esfinge del sálvese quien pueda
Hace tiempo que el himno de Prudhome y de Reyes se irrespeta 
y hace más aun que no nos damos cuenta
y es que no sabemos cuán enfermos estamos 
si el AMOR al ejemplo de honradez de Duarte no trasciende del bronce o del concreto de una estatua por demás sobrevaluada
Es un sacrilegio todo
hemos claudicado en todo lo bueno
no hay moral
no hay dignidad
no hay humanismo
Un ultraje colectivo se ha tornado ley
hasta aquí se han prolongado los infames de nuestro pasado
imponentes como el sol se exhiben
Guacanagarix
Bobadilla
Santana
Buenaventura
Victoria
Heureaux
Trujillo
Balaguer
No los hemos superado porque no murieron
nunca murieron
solo ausentaron su aterradora presencia en los designios de una democracia putrefacta y perversa 
hechora de mentiras
germinadora de injusticia
soporte de maldad y negadora de lo bello
Hasta aquí se han prolongado los aventureros que vinieron 
a robarnos
a abusarnos
a esclavizarnos
a matarnos
Hasta aquí se yergue como invencible la corrupción y el odio
el credo de la cruz asesina
los espejitos malditos que propiciaron engaños
la despiadada usura promotora de muerte
y la insolencia por lo sublime
Oh pueblo mío!
Cuánto pesar me causa saberte indiferente y frustrado 
anclado en la miseria dadora de hambre
marginadora de niños
madre del dolor
arruinadora de hogares 
perjudicial en esencia!
Publicar un comentario